Llega el Día de Muertos


Llega el Día de Muertos y nuestros seres queridos que ya no están con nosotros, regresan por una noche para compartir este día lleno de fiesta y comida con el muy tradicional altar. Pero, ¿sabes cuáles son los elementos tradicionales de un altar?

Los altares suelen colocarse en niveles, y aunque normalmente son dos o tres niveles, la tradición nos dice que son siete.

Estos siete niveles representan los siete niveles que debe atravesar el alma para poder llegar al descanso o paz espiritual. Según la tradición mexica, el alma debía pasar siete niveles para llegar al Mictlán, acompañado del dios Xolotl.

En estos escalones deben colocarse elementos importantes:

Sal: elemento que simbolizan la purificación del alma, para que el cuerpo no se corrompa en su viaje de ida y vuelta

Aromas: El aroma es el que guiará a los difuntos a la ofrenda; lo más común es el copal, quemando en un incensario, pero pueden colocarse hierbas de olor como manzanilla, laurel, tomillo o mejorana.

Arco: En el nivel superior se coloca un arco hecho de carrizo o palma, que representa la entrada del mundo de los muertos.

Papel picado: Los aztecas utilizaban papel para representar el viento en los altares, era pintado con colores vistosos y grabado con códices. Hoy en día usamos papel con la famosa catrina de José Guadalupe Posada.

Veladoras, cirios: Son la representación del fuego, sirven para iluminar el camino del difunto hacia el altar.

Agua: Es la representación del elemento, se usa principalmente para calmar la sed del espíritu en su viaje. En la cosmovisión maya tenían la creencia de que los cenotes, que ellos consideraban sagrados, eran una puerta al inframundo. En muchas representaciones de altares suele colocarse una vajilla con agua, simbolizando un cenote y la entrada al inframundo.

Frutos o semillas secas: Es la representación de la tierra.

Flores: La flor de cempasúchil, la nube, la flor de terciopelo y el amaranto o moco de pavo son las flores más utilizadas para el adorno de un altar, como símbolo para dar la bienvenida a los difuntos.

Calaveras: La representación de la muerte misma, se colocan principalmente de chocolate o azúcar.

Figura de perro: Se coloca la escultura o figura de un perro o un perro real de la raza Xoloitzcuintle, representando al dios Xólotl; se dice que el perro ayudará a cruzar a las almas el río Itzcuintlán para llegar al Mictlán.

También se coloca la comida y bebida favorita de quienes nos visitan, así como adornos, fotografías y objetos personales.

¡Con Tutti lo tienes todo!